News - Petzl Ultra Royale, la travesía integral del macizo del Mont-Blanc - Petzl España
Buscar
Comunidad News Ultra Royale, la travesía integral del macizo del Mont-Blanc

Ultra Royale, la travesía integral del macizo del Mont-Blanc

Cruzar uno de los macizos alpinos más bellos de un tirón con los esquís puestos, de norte a sur, es un magnífico sueño, pero con unas cifras que dan vértigo: 89 kilómetros y 6.800 metros de desnivel positivo. Codiciada por muchos, esta travesía integral del Mont-Blanc con esquís se realizó por primera vez la primavera pasada, cuando dos esquiadores, alpinistas ante todo, la han conseguido en treinta y dos horas sin parar. Nos quitamos el sombrero ante Colin Haley y Ben Tibbetts que nos explican aquí su increíble viaje al corazón del Mont-Blanc.

22 Noviembre 2018

Esquí de montaña

© Ben Tibbetts

"No nací en los Alpes, pero me considero un esquiador y alpinista". Ben Tibbetts tiene en su haber varias Pierra Menta, la más dura de las carreras de esquí alpino. Intentó la famosa travesía Chamonix-Zermatt en menos de 24h. Guía de alta montaña y fotógrafo profesional, Ben Tibbetts pasa la mayoría del tiempo con mapas y previsiones meteorológicas. 

Y para conseguir realizar un proyecto tan loco como la travesía del macizo del Mont-Blanc de un tirón, esto no siempre es suficiente. Hay que ir hacia atrás en el tiempo. En la primavera de 2013 las montañas rebosaban de nieve fresca. La idea de la gran travesía empezó a diseñarse. 

"Con dos compañeros, Misha Gopaul y Ally Swinton, decidimos intentarlo a pesar de una ventana de buen tiempo muy justa".

Los tres amigos ascendieron la arista Este de Bionnassay, cuando una placa de viento cedió bajo los pies de Ally Swinton, que desapareció bajo la pendiente, pero apareció, casi ileso, después de una caída de 600 metros. Una oportunidad que no tuvo Stéphane Brosse el año anterior, cuando intentaba con Kilian Jornet la misma famosa travesía del Mont-Blanc con esquís.

Ben Tibbetts dejó un tiempo antes de volver a relanzar este proyecto. En otoño llamó a Colin Haley. Hablaron de opciones. De la idea de una travesía norte-sur, más que sur-norte, como las tentativas precedentes. 

"Había visto la película de Montaz-Rosset, A Fine Line, que explica la tentativa trágica de Kilian Jornet y Stéphane Brosse», cuenta Colin Haley. «Estaba en Patagonia cuando Ben me propuso el desafío, que acepté sin estar seguro de si podríamos hacerlo debido a la dificultad de encontrar buenas condiciones"

Ben explica: "No quería arriesgarme. Necesitábamos tres días de tiempo super estable, una isoterma cero bien baja y sin viento, es decir, ¡una ventana de buen tiempo difícil de encontrar!"

Colin Haley tiene un largo pasado de esquiador tras de él, hasta convertirse en un apasionado del alpinismo, Colin se consideraba ante todo un esquiador enamorado de la aventura. Evidentemente, "debido a mi adicción a la Patagonia mi temporada de esquí nunca empieza en estos últimos años antes de mitad de marzo", bromea Colin.

© Ben Tibbetts

Para conseguir la meta, hace falta que los dos pasos clave, el collado de Cristaux en la ascensión, y la arista BIonnassay en el descenso, estén en buenas condiciones.

"Con Colin Haley salimos de Champex el 21 de abril de 2018 a medianoche, y alcanzamos el collado de Chardonnet a las 4h de la madrugada. Sébastien Montaz Rosset se unió a nosotros para la ascensión del collado de Cristaux, una larga pendiente a 50°. El cansancio nos cayó encima en la larga mañana que siguió, ascendiendo el valle Blanche hasta el collado de Midi".

A pesar de las pizzas ( !) que trajo Vivian Bruchez que se les unió desde el teleférico de la Aiguille du Midi, la cordada sintió la dificultad de la ascensión al Mont- Blanc por los Trois Monts como un calvario. 

"A Colin le dolían los pies y quería pararse. ¡Pero no fue difícil motivarle! En cuanto a mí, al llegar a la cima del Mont-Blanc justo antes de la puesta de sol, estaba carbonizado", declara Ben Tibbetts.

Para Colin, el desafío era importante, pero está acostumbrado. 

"La ultra resistencia es uno de mis puntos fuertes. Debido a que no había esquiado más de un mes antes de esta travesía, no me arriesgaba a avanzar a un ritmo de competición, sino sostener una velocidad moderada durante mucho tiempo me va muy bien. Recuerdo mi primer día de montaña de más de 24 horas: habíamos escalado la arista norte del Mont Stuart (chaîne des Cascades, Estados Unidos) y a la llegada estaba muerto. Pero desde entonces, probablemente acumulé más de 60 días de más de 24 horas non stop y me acostumbré. Pienso que el cuerpo se adapta increíblemente bien, y después de treinta horas de esfuerzos consecutivos me siento todavía lúcido y normal", explica Colin Haley.

Pero el descenso del Mont Blanc, y la larga arista de vuelta no fueron una experiencia precisamente placentera.

"Era difícil estar concentrado y, sin embargo, el descenso delicado por Bionnassay nos esperaba. Tenía alucinaciones. Veía los Dômes de Miage delante de mí, pero me parecían totalmente inalcanzables".

Llegar al refugio Durier fue una bendición; pararon allí para descansar y disfrutar de una buena infusión que les ofrecieron. Eran las tres de la mañana, hacía veintisiete horas que los dos hombres se habían ido de Champex, al otro extremo del macizo. Al final, alcanzaron Contamines-Montjoie el 22 de abril a las ocho de la mañana, después de treinta y dos horas de esfuerzo non stop donde tuvieron que sacar hasta la última gota de energía para avanzar y para realizar este sueño, compartido por muchos, de cruzar de un tirón el macizo del Mont-Blanc con esquís.

"He completado esta historia. También es una forma de rendir homenaje a Stéphane Brosse que nos ha inspirado mucho. Naturalmente, aconsejo realizar la travesía del macizo tomándose tiempo para dormir, entre cuatro a seis días, un muy bonito sueño de esquiador alpinista."

© Ben Tibbetts

El timing

21 abril 2018:  

  • Salida de Champex a medianoche.
  • Ventana de Saleinaz a 3h.
  • Collado Chardonnet a 4h.
  • Collado des Cristaux a 7h.
  • Inferior del Valle Blanche a 9h.
  • Collado del Midi a 12h.
  • Mont-Blanc a 19h.
  • Aguja de Bionnassay a 22h30.
  • Refugio Durier a 3h.
  • Dômes de Miage a 4h.

Llegada a Contamines-Montjoie a 8h el 22 de abril.

© Ben Tibbetts

Material utilizado 

© Ben Tibbetts

News relacionadas