News - Petzl TRABAJAR UNA VÍA: MANUAL DE INSTRUCCIONES - Petzl España
Buscar
Comunidad News TRABAJAR UNA VÍA: MANUAL DE INSTRUCCIONES

TRABAJAR UNA VÍA: MANUAL DE INSTRUCCIONES

Tras sus primeros pasos en el noveno grado este verano, Hugo Parmentier se regaló el enero pasado, su primer 9b con Eagle 4, en Saint Léger. Necesitó varias semanas de trabajo en esta vía para poder encadenarla. Trabajar una vía, manual de instrucciones.

27 Abril 2020

Escalada

Trabajar más para «dar» más

Escalar después de trabajar una vía significa que el escalador la conoce. Se ha tomado el tiempo para buscar los movimientos a ejecutar, las dificultades y las zonas de descanso. Durante el trabajo de la vía, se puede caer, descansar en el arnés y probar nuevos movimientos. El objetivo es optimizar y retener cada detalle para conseguir encadenar todos los movimientos hasta la reunión. 

Trabajar o ensayar una vía antes de encadenarla, a veces puede ser algo abstracto para algunos escaladores. Al contrario, otros sostendrán que «esto es la escalada». La definición de la escalada finalmente puede ser subjetiva. Alex Lowe decía: "El mejor escalador del mundo, es el que se lo pasa mejor:"

En cualquier caso, trabajar la vía para después encadenarla, es una práctica completa que requiere una gestión óptima de todos los parámetros. Además de la búsqueda de sus mejores capacidades físicas, también es un ejercicio mental agotador con un desafío repetido hasta el «BENDITO» día del encadenamiento.

Visualización, aseguramiento, entrenamiento... Hugo nos da sus consejos para lograr su proyecto en escalada deportiva.

 

Hugo Parmentier en el 9b "Eagle 4" en Saint Léger.

 

El aventurero

La vía te sedujo al verla y ya la puedes tocar con tus dedos: el sueño comienza. El primer paso es el descifrado. El objetivo aquí es encontrar la secuencia que parezca más fácil. Es muy personal. Es una buena idea tomarse el tiempo necesario para no dejar pasar nada. Debes tener en cuenta todos los consejos, métodos y trucos necesarios que faciliten los movimientos, serán energía ahorrada para afrontar los pasos clave (un pie más, un empotramiento de rodillas, un cambio de mano, un talón, una bicicleta, un pulgar extra. El descifrado puede además extenderse a varias sesiones.

Los primeros pegues son exigentes, ya que nos concedemos poco tiempo de descanso entre los movimientos, con riesgo de ver a nuestro asegurador reemplazado por el árbol del pie de la pared. Piensa en descender para descansar (y asegurar).
Mentalmente esto puede ser desmoralizante: te faltan movimientos, te las arreglas en las partes fáciles, la cadena de la reunión sólo te evoca un vago recuerdo... Es hora de tirar tus pies de gato a la vegetación de abajo, mientras maldices la vía.

“Mantente firme”, permanece positivo, nota las mejoras, lo que podrás realizar en el siguiente pegue, ya que las cosas pueden cambiar rápido.

Consejos : 

  • Los métodos podrán evolucionar con el tiempo y nunca es demasiado tarde para cambiar.
  • En este sentido, no dudes en comentarlo con los demás escaladores alrededor de ti, puede que te den buenos consejos.
  • Darlo todo para llegar a lo alto de la vía en el primer intento no tiene por qué ser sensato, te arriesgas a cansarte demasiado para el resto de la sesión.

 

El chamán

Estos primeros intentos también son el momento para comprender los movimientos clave, sentir los agarres, los desplazamientos del cuerpo y memorizarlos. Permitir al cerebro comprender la gestualidad y al cuerpo, aprenderla. Colgado del arnés entre tentativas, está bien empezar a recordar los métodos, las presas de manos y de pies. 

Las imágenes te vienen constantemente, las ganas de volver también. Ya está, te has enganchado.  A pie de la pared, por la noche bajo la ducha, en tu cama, la visualización te ayuda a cometer menos errores y ser más eficaz. Es un entrenamiento constante.
Durante este ejercicio, intento tener la misma visión que durante el esfuerzo.

Los Consejos de un memoria de pez :

  • Dibujar la vía en papel puede ayudarte a memorizarla sobre todo cuando te cuesta visualizar. 
  • Si la memoria te falla en algunas presas podrías hacer una marca con el magnesio. No te confundas con tu pizarra del cole, a diferencia de las clases, asegúrate de que quede todo bien limpio cuando termines.
  • Repite varias veces las secuencias que te resultan difíciles, esto te ayudará a recordar cada paso.

 

Los métodos pueden evolucionar con el tiempo y nunca es demasiado tarde para cambiarlos.

 

La comadreja

Son los pequeños detalles los que marcarán la diferencia en los encadenes.

  • Extender las cintas exprés para reducir el rozamiento o mosquetonear más rápido. 
  • La calidad de tu asegurador también, tu confianza en él, su fluidez, su conocimiento de la línea.
  • Imaginar el esfuerzo y las variaciones de ritmo: descansar en los lugares estratégicos, en las presas buenas antes de los puntos comprometidos, acelerar durante las secciones difíciles...
  • Cepilla sistemáticamente las presas, son un conjunto de elementos que marcarán la diferencia.

Consejos : 

Parece que los cepillos Greenspits quitan mejor el magnesio que el resto. O eso parece...

 

El corazón...

Escalar a muerte (a la española)

Una vez que has encontrado los métodos, ¡te toca darlo todo! Sin tener en cuenta los pegues anteriores, disfruta de escalar y trata de ir lo más lejos posible. Después de haber caído, intenta volver de nuevo y darlo todo hasta el final de las últimas dificultades. Es en este estado de ánimo que verás tus progresos y así te imaginarás el encadenamiento.

Te toca a ti gestionar de la mejor forma tu cansancio durante la jornada. ¡La gestión de tu piel, la fatiga muscular y mental! El aspecto mental es primordial para conservar la motivación. A veces puede estar bien conservar las fuerzas para el día siguiente.

Consejos:

Para conservar tu piel, mejor escalar en las horas más frescas (evitar el sol a las 14h, por ejemplo).

 

...del luchador

«Un intento de más, nunca es un intento más» Hervé Solignac 

Me gusta este estado de ánimo y encuentro que es tremendamente eficaz. Por 2 razones:

  • La primera es que cuantos más pegues realices, integrarás mucho más la vía.
  • La segunda es que escalar cansado mejorará las sensaciones durante los pegues más tranquilos.

Ahora bien, hay que saber diferenciar entre fatiga y pereza aguda: tener que calentar de nuevo, hacerse daño en la piel de nuevo, etc...
 
 «La maestría no es nada sola, el compromiso cuenta» Hervé Solignac el famoso

 

Recuerda a Chris Sharma en sus obras, no piensa, actúa.

 

El chequeo de seguridad

En primer lugar: comprobar tu material y el de tu compañero.

Luego, la comprobación mutua o partner check y el nudo en la punta de la cuerda son los imprescindibles de tu práctica. 

Si tienes dudas sobre el equipo ya instalado: estado de las cintas, mosquetones cortantes, cierres defectuosos. Reemplázalos por los tuyos, es mejor abandonar una cinta exprés en la pared que una cuerda deteriorada, una caída tocando suelo o… todavía peor. 

Consejos: En las Spirit la etiqueta indica la fecha de fabricación de la cinta exprés.

 

Algunas preguntas a Hugo:

Encadenas tu primer 9a hace menos de un año, tu primer 9b en enero, ¿te comiste un león en otoño?
¡Una gran ensalada y algunos huevos! Es importante proteger a los leones y a los animales salvajes.

¿Conoces a Ray Verseaux? https://cutt.ly/pyiFyNd

Lo estoy buscando desesperadamente para presentarle a Jean-mi. 

¿Tu peor asegurador?     

Jean-mi Miroalotrolado, él tampoco escucha mucho. Es un desastre para recuperar cuerda. En cambio, es muy ligero, dinamiza muy bien.

¿Tu mejor asegurador? ¿Quién es? ¿Por qué?

Pierre Nohevistonada, ¡se cuelga de la cuerda cuando mosquetoneo las cintas exprés! También ayuda. Tiene el don de parar en el momento justo. 

Hay un rumor que circula que dice que tú ya no te entretienes en los octavos.

¡Fake News! Me parece imposible que esto cambie, ¡se siente!

¿Momentos de dudas en este proyecto? 

Sí, me tomé 15 días de descanso después de un buen periodo de entrenamiento, y de retorno a la vía había progresado muy poco. Fue tremendamente deprimente, incluso quizás bajé de nivel.

¿Algo que te ha vuelto a motivar?

Dejarla ir y probar otras vías, cuando realmente no avanzaba y ya no disfrutaba para nada. Escalar otra cosa, otras vías bonitas, explorar otros bellos movimientos.

¿Algún proyecto en vista?

Muchos, pero finalmente nada definido: “La obsesión sólo empieza cuando lo has probado”. 
Para este año, hay mucha presión, pero puedo hablar de Jungle Boogie en Céüse que es un gran proyecto. Y también Voie Petit au Grand Capucin o incluso un gran recorrido duro de la Ramirole. Continuará...

 

 

Texto: Hugo Parmentier

Fotografía : Aurèle Bremond

Redacción / Edición : Antonin Cecchini

News relacionadas