News - Petzl Jorg Verhoeven: cómo el casco me salvó en escalada deportiva - Petzl España
Buscar
Comunidad News Jorg Verhoeven: cómo el casco me salvó en escalada deportiva

Jorg Verhoeven: cómo el casco me salvó en escalada deportiva

Fue una caída impresionante, que hubiera podido terminar muy mal. Jorg Verhoeven conoce los riesgos inherentes a la práctica de la escalada tradicional, ya que es todo un especialista. Pero no se esperaba una caída así en esta vía de Dream Canyon (Estados Unidos), aunque al final no sufrió ningún daño. Nos explica su caída y los beneficios de usar un casco Petzl TOP AND SIDE PROTECTION.

14 Abril 2020

Escalada

©2020 PETZL Distribution -Jon Glassberg of Louder Than Eleven (www.lt11.com)No debería ser una novedad: en escalada, el casco no sólo protege de la caída de objetos (piedras o smartphones), sino que también protege al escalador mismo en caso de caída... Apasionado de vías extremas, Jorg Verhoeven es de los que también les gusta la escalada tradicional: forma parte de la generación que liberó los big walls de Yosemite. Hace un poco más de un año, probó, a la fuerza, las virtudes de su casco, durante una caída espectacular. «China Doll es una vía increíble en Dream Canyon, cerca de Boulder, en Colorado. Estaba allí por la competición de Vail, y quería probar algunas bonitas vías del lugar. Cuando vi China Doll, quise probarla al instante. Es una vía bastante larga, que sigue una fisura en un diedro. Aunque la primera parte está equipada con spits, escogí escalar sólo con empotradores.»

©2020 PETZL Distribution -Jon Glassberg of Louder Than Eleven (www.lt11.com)

Caer, siempre es arriesgar

Excompetidor, ganador de la copa del mundo de escalada de dificultad en 2008, Jorg Verhoeven no le falta experiencia en roca: logró la 4ª ascensión en libre de la mítica Nose (900 m, 8b+) en El Capitan en 2014, luego la primera repetición de Dihedral Wall (900 m, 8b+) siempre en el El Capitan en 2016. En cuanto a China Doll, «los seguros son buenos, sin estar muy alejados. Hice algunos intentos y me sentía listo para encadenarla. La sección superior es sobre todo bloque, con algunos movimientos complejos y malas presas de pie en la fisura o justo al lado. Se apoyan los pies con firmeza y también me di cuenta de que la cuerda podía pasar detrás de mi pierna en caso de caída. En mi intento, lo hizo y escogí comprometerme en estos movimientos con conocimiento de causa.» Pero las cosas no suceden siempre como estaban previstas y Jorg cayó. «Cuando mi pie resbaló, como me temía, la cuerda estaba pasada detrás de la pierna, lo que me hizo caer al revés, con la cabeza hacia abajo. Gracias a un aseguramiento dinámico, no me golpeé demasiado fuerte. Pero sin casco, me hubiese hecho mucho daño, seguro.»

©2020 PETZL Distribution -Jon Glassberg of Louder Than Eleven (www.lt11.com)

©2020 PETZL Distribution -Jon Glassberg of Louder Than Eleven (www.lt11.com)

¡Gracias al casco Petzl!

En este caso, Jorg Verhoeven experimentó lo que temen los escaladores durante una caída: que la cuerda, pasando por la parte trasera de la pierna, haga voltear el cuerpo con la cabeza hacia abajo en la caída. «En escalada deportiva, las caídas un poco extrañas de este tipo no son raras, por esta razón, he escogido desde hace tiempo llevar un casco para este tipo de escalada». Sin embargo, no hay necesidad de comprometerse por encima de un empotrador para arriesgarse a una caída de este tipo: en deportiva en pared, el mínimo paso en flanqueo nos puede poner la cuerda detrás de la pierna en el impulso de la acción. «Creo que la mínima caída en la que el escalador pierda el control de su cuerpo puede ser peligrosa, y es la razón por la que un casco protege la cabeza». Y no sólo encima del cráneo: gracias al TOP AND SIDE PROTECTION, los cascos Petzl están diseñados para soportar impactos frontales, laterales y también traseros: exactamente lo que le sucedió a Jorg, que se golpeó violentamente la parte posterior de la cabeza durante el impacto. Un casco Petzl que integra el sello TOP AND SIDE PROTECTION protege no sólo de los objetos que caen de arriba, sino también y, sobre todo, al escalador en sí mismo en caso de caída. Es por esto que estos cascos ofrecen un extra de seguridad para el bien más precioso de un ser humano: ¡su cabeza! «En escalada o en alpinismo, las probabilidades de caer así y golpearse uno de los laterales de la cabeza no se puede obviar, aunque mosquetonees spits o pongas empotradores», explica Jorg. A él le encanta justamente el aspecto mental de la escalada tradicional: «el proceso entero de encontrar el camino, colocar sus propias protecciones es muy gratificante. Es muy diferente de las otras formas de escalada, que también practico. Cada vez que escalo me pregunto si me pongo el casco. En deportiva, me lo pongo siempre. En escalada en pared clásica, si el perfil es desplomado, no lo dudo. Cada uno debe analizar su práctica y hacer las elecciones correctas en función de la situación. En este caso, reflexionar suele ser el primer paso y el más importante». Para tomar decisiones objetivas.

News relacionadas