News - Petzl ¿Cómo revisar tu arnés de escalada? - Petzl España
Buscar
Comunidad News ¿Cómo revisar tu arnés de escalada?

¿Cómo revisar tu arnés de escalada?

¿Te acuerdas de la última vez que te tomaste el tiempo para revisar tu arnés de escalada? ¿Sabes los años que tiene y cuándo hay que desecharlo? Como escalador, es responsabilidad tuya revisar tu material antes de cada utilización para reducir los riesgos intrínsecos de la escalada. Si tu arnés muestra signos de desgaste imprevisto, hay que retirarlo hasta que una persona competente pueda realizar una revisión en profundidad.

24 Enero 2018

Escalada

Petzl aconseja una revisión en profundidad de tu material por parte de una persona competente cada 12 meses como mínimo. Antes de volver al rocódromo o a la pared, haz tú mismo una revisión del arnés en 14 puntos de control para determinar si puedes utilizarlo.

Puedes descargarte el procedimiento oficial de revisión y la ficha de seguimiento desde las páginas de productos en www.petzl.com. Cuando realices una revisión de tu arnés, hay que determinar si cada punto controlado está en "buen estado", en "estado a vigilar", necesita una "acción a efectuar", está para "no utilizar" o a "desechar", o "no aplicable".

Conocer bien los antecedentes del producto

Paso 1: conocer las condiciones de uso del arnés e identificar cualquier acontecimiento “excepcional” durante su vida útil (ejemplos: caídas, exposición a temperaturas extremas, modificaciones realizadas fuera de las fábricas y talleres del fabricante…).

Observaciones preliminares a efectuar

Paso 2: comprobar bien la legibilidad del número de serie y del marcado CE. Fíjate bien que los números de serie de los arneses de escalada tienen dos formatos. A continuación, puedes ver más detalles sobre los dos tipos de formato de un número de serie.

Paso 3: comprobar bien que no se haya superado la vida útil del producto – 10 años.

Paso 4: realizar una comparación con un arnés nuevo para comprobar que no se haya realizado ninguna modificación y que no falta ningún elemento.

Revisar el estado de las cintas

Paso 5: controlar las cintas del cinturón, y los perfiles del cinturón, las perneras y los tirantes (si los hay) para detectar desgarros, hinchamientos, daños y puntos de desgaste debidos a la utilización, al calor, a los productos químicos… No olvides las zonas escondidas por las hebillas. 

Paso 6: comprobar el estado de las costuras de seguridad (encima/debajo). Detecta si hay hilos flojos, desgastados o cortados. Las costuras de seguridad son identificables por ser hilos de colores diferentes a los de las cintas.

Revisar bien los puntos de encordamiento y de anillo de aseguramiento 

Paso 7: controlar el anillo de aseguramiento para detectar desgarros, hinchamientos, daños y puntos de desgaste debidos a la utilización, al calor, a los productos químicos.

Paso 8: controlar el estado del refuerzo de los puntos de encordamiento para detectar desgarros, hinchamientos, daños y puntos de desgaste debidos a la utilización, al calor, a los productos químicos. Algunos arneses (por ejemplo, SIMBA, LUNA, SELENA, ADJAMA, SAMA) presentan un testigo de desgaste rojo en el punto inferior de encordamiento. Si aparece este testigo, deseche el arnés.

Revisar el estado de las hebillas de regulación

Paso 9: comprobar el estado de las hebillas de regulación (marcas, fisuras, desgaste, deformación, corrosión...).

Paso 10: comprobar que las cintas estén pasadas correctamente (sin torsiones) por las hebillas.

Paso 11: comprobar el correcto funcionamiento de las hebillas.

Revisar los elementos de confort

Paso 12: comprobar el estado de los acolchados del cinturón y de las perneras (cortes, desgaste, desgarro…).

Paso 13: comprobar el estado de las trabillas elásticas y de los elásticos de las perneras (cortes, desgaste, desgarros…).

Paso 14: comprobar el estado de los anillos portamaterial (cortes, desgaste, desgarros…).

En conclusión

Si un elemento de tu arnés está marcado "a reparar", te aconsejamos que dejes de utilizarlo hasta que se hayan realizado las reparaciones necesarias. Si un elemento de tu arnés está marcado "No utilizar, a desechar", hay que destruirlo para evitar cualquier utilización posterior y comprar uno nuevo.

Algunos ejemplos de arneses desgastados o a desechar

 

 

 

 

News relacionadas