News - Petzl Caminar con el frontal al amanecer - Petzl España
Buscar
Comunidad News Caminar con el frontal al amanecer

Caminar con el frontal al amanecer

Salir a primera hora de la mañana para contemplar la salida del sol en todo su esplendor desde lo alto de la cima. Déjate llevar por esta ascensión en los albores del día.

5 Junio 2020

Excursionismo, trekking

© Bruno Lavit

La salida nocturna

En la noche todavía profunda, mi despertador suena. Mi mente se encuentra en medio de una espesa niebla y me preparo a tientas. Una pequeña voz en mi cabeza me cuestiona por qué hago esto, en vez de continuar durmiendo apaciblemente.

El coche se detiene al borde del camino. Pasajera somnolienta en el trayecto, la niebla en la que me encuentro se ha vuelto más espesa. Sin embargo, la noche es clara. La ausencia de nubes y de luna deja ver una multitud de estrellas. Una inmensidad oscura decorada de pequeños puntos centelleantes cuyo brillo en el bosque se presentan ante mí.

Me ajusto la linterna frontal y la enciendo. Con el haz luminoso voy siguiendo los grandes árboles hasta sus copas. Sin movimiento en el horizonte. Tengo escalofríos. Estamos preparados, es el inicio. Siento poco a poco mis músculos entumecidos relajarse y calentarse. Mi niebla se va disipando.

 

© Bruno Lavit

La ascensión

La ascensión a través del bosque es en la oscuridad. Mi mirada se concentra únicamente en el halo de la luz de mi linterna. Observo los detalles, una piedra original, una flor perdida, el color de las hojas… Detalles que pasarían desapercibidos si mi campo de visión no se hubiera concentrado. En los alrededores, los árboles toman formas extrañas. Siento escalofríos de nuevo y alcanzo a los demás.

Después de un momento que me parece fuera del espacio-tiempo, alcanzamos el límite del bosque. El cielo se ha teñido de color rosa anaranjado. Ajusto la potencia de mi linterna. Por fin, puedo divisar la cima. Me siento completamente despierta y acelero el paso para asegurarme de no perdérmelo.

Asciendo los últimos metros con gran euforia. Justo a tiempo para verlo aparecer poco a poco. Sus rayos aparecen a través del relieve de las montañas antes de que se descubra completamente, sé por qué no he escuchado la vocecita al levantarme.

Serena, contemplo esta salida del sol y me siento privilegiada. Un espectáculo magnífico, único en el mundo, para admirar el nacimiento de este día que empieza realmente bien.

© Bruno Lavit

 

Relato de Magali 

News relacionadas