News - Petzl ¡Mathieu Maynadier y Max Bonniot encadenan Meije, Bonne-Pierre y Ailefroide! - Petzl Other
Buscar
Comunidad News ¡Mathieu Maynadier y Max Bonniot encadenan Meije, Bonne-Pierre y Ailefroide!

¡Mathieu Maynadier y Max Bonniot encadenan Meije, Bonne-Pierre y Ailefroide!

Del 15 al 22 de agosto, Mathieu Maynadier y Max Bonniot realizaron un encadenamiento completo en el macizo de los Écrins (Alpes franceses). Una experiencia difícil tanto por el nivel de las vías como por las condiciones meteorológicas inestables o el encadenamiento de varios días casi sin descansar. Mathieu Maynadier nos explica esta "expedición en casa".

3 Septiembre 2014

Alpinismo

© Maynadier / Bonniot

Realmente hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer un encadenamiento en los Écrins, pasar tiempo en la montaña, pero además hacer una "expedición en casa".

Primera etapa: encontrar compañeros de cordada

Este verano no fue fácil encontrar el momento idóneo para ir a la montaña debido al mal tiempo. La preparación de este viaje ha puesto a prueba toda mi paciencia. Esperar la ventana de buen tiempo, encontrar a personas motivadas y disponibles no ha sido tan fácil en pleno mes de agosto, sabiendo que la mayoría de los posibles compañeros son guías. ¡Agosto es su temporada alta! Por suerte, fiel a sí mismo, Max estaba disponible, muy motivado y en buena forma. Para los demás, ya veríamos sobre la marcha según la motivación y la disponibilidad de cada uno.

Esperar el buen tiempo

Podríamos decir que este verano no ha sido el más propicio para ir a la montaña. La  meteorología no acompañaba, el tiempo transcurría y sentía que mis proyectos también empezaban a hacer aguas… Por suerte, una ventana de buen tiempo se abrió a mitad de agosto. Fantástico, pues ya no podía esperar más. Pospuse todos mis trabajos de guía, sabiendo que en algún momento tendría que regresar.

¡Por fin, salimos!

Por fin, la tan esperada ventana de buen tiempo llega. No tenemos ni idea de si durará todo el proyecto, pero tenemos que intentarlo.
Salimos de La Bérarde, el 14. Hace muy buen tiempo y frío, ¡¡¡tiene buena pinta!!! Al llegar al Promontoire, ¡parece que la mala suerte nos acompaña! El guarda acaba de llamar al meteorólogo de la zona y mañana podemos contar con temperaturas bajo cero a partir de 2800 m, viento a 50km/h con una sensación térmica de -20° C a 4000 m.

¡¡¡Al menos, las piedras no caerán!!!

Finalmente, a las 4:00 h hace buen tiempo y no tanto frío. Salimos a por esta línea de mixto que es típica de los Écrins. La roca es mediocre y las protecciones escasas, lo que hace que la escalada sea casi una dificultad secundaria.

L'attaque de la face nord de la Meige © Maynadier / Bonniot

El ataque de la cara norte de la Meige

Después de algunos largos comunes con la vía Z, salimos para atacar los 7 largos de mixto sostenidos con el punto clave en una rampa sin hielo en la mitad…

Max se lance dans la longueur délicate © Maynadier / BonniotMax se lanza en el largo comprometido

Dans les dernières longueurs © Maynadier / BonniotEn los últimos largos

 

© Maynadier / Bonniot

Después de terminar la vía bien entrada la tarde y con mal tiempo (¡no es nada nuevo!), nos dirigimos hacia las aristas de la Meije para refugiarnos en el refugio Aigle. Después de una noche bastante agitada en el nuevo refugio del Aigle (mucho ruido en un único dormitorio) continuamos con la siguiente aventura: el glaciar de Bonne-pierre. Las condiciones y el tiempo son buenos, pero todavía nos espera una larga jornada. Volvemos a pasar por la brecha de la Meije, descendemos por el valle de los Étançons, recuperamos el material de nuestro vivac y ascendemos el valle de Bonne-pierre…

Hacia las 18:00 h nos encontramos con Sylvain Digiacomo, que vino como refuerzo para esta vía que Arnaud Guillaume describe como "excelente y con buena roca".

En lugar de buena roca, tendremos un gneiss compacto pero que se desmenuza fácilmente y no ayuda mucho para conseguir buenas protecciones para escalar…

Dernière longueur correcte avant un bastion raide et délité © Maynadier / BonniotÚltimo largo correcto antes de un baluarte vertical y delicioso

Bivouac à Bonne Pierre © Maynadier / BonniotVivac en Bonne Pierre

 

Después de llegar a la cima a media noche, nos apresuramos a llegar al refugio de los Écrins para pasar una noche corta. 24 horas sin parar justo el día que pensábamos que sería la parte más fácil de nuestra expedición.

Vuelta a La Bérarde para informarnos sobre la previsión del tiempo y decidir lo que queremos hacer a continuación.

Hay demasiada nieve como para intentar el Pic Sans Nom, por lo que decidimos dirigirnos a la cara norte de Ailefroide.


Mañana se espera un tiempo horrible, por lo que el cielo quiere ayudarnos con un día de descanso. Llamo a Pierre Labbre, que está motivado y disponible. Quedamos para intentar repetir la vía Reactor, "LA" nueva línea abierta esta primavera.  El mal tiempo que nos permitió descansar ayer parece que nos persigue y ascendemos al refugio Temple Écrins bajo un fuerte aguacero, por lo que llegamos empapados y un poco preocupados para saber cuáles serán las condiciones de los próximos días. Salimos a las 2:00 h, y aunque ya no llueve, se mantiene la niebla de la tormenta de la víspera. Una vez en la cara, encontramos condiciones invernales con enormes spindrifts y hielo al principio de la vía. ¡Sin duda, este verano ha sido muy raro!

Sylvain dans un 6b des familles © Maynadier / BonniotSylvain en un 6b de las familias

Remontée de la première plaque © Maynadier / BonniotAscensión de la primera placa de hielo

 

Llegamos al pie del baluarte. La línea directa está formada e iniciamos la escalada de los cuatro largos de mixto incómodo donde Max lo dará todo... ¡¡¡Una máquina!!!

En el enlace entre las vías Reactor y Plaques, son las 14:00 h. Aunque completar toda la línea hasta arriba es tentador, también significa agotarnos física y mentalmente.Todavía nos quedan muchos largos nada fáciles y no tenemos nada para vivaquear.

Max dice "¡¡¡Volveremos cuando estemos más en forma!!!!". La integral queda por hacer: un bonito reto en perspectiva.
De repente, nos bifurcamos en la vía Plaques para tres largos, uno de los cuales es de hielo muy vertical y de calidad dudosa. Ascendemos la placa superior con sol. ¡Qué bien! Llegamos a la cima a las 19:00 h y hace buen tiempo. Todavía nos queda un día de descenso. ¡Hemos tenido suerte!
© Maynadier / Bonniot

Después de una buena comida y algunos chupitos de licor Genepy (¡típico del refugio Sélé!) entramos en un sueño profundo: mañana, descanso.

El proyecto inicial era acabar por Sialouze, una pared de buena calidad al sol al contrario de todo este tiempo en la sombra en caras austeras…
Después de jugar a la petanca donde Raoul (el guarda) y Yann (el cocinero) nos dan una buena paliza, nos encontramos con Tony Lamiche.
Mañana es la última etapa de este viaje. Por desgracia, la buena suerte  que nos acompañaba toda la semana nos abandona y nos levantamos con una fina lluvia… ¡No pasa nada! Hunchi Maka esperará. ¡¡La misión ya está cumplida, y podemos regresar tranquilos!!

Muchas gracias a Max por su total motivación, su buen humor y su determinación.
Muchas gracias también a todos los guardas de los refugios que nos han acogido como reyes.
Muchas gracias a The North Face, Petzl, Julbo y Scarpa, gracias a su confianza este mes de agosto me he podido dedicar a este proyecto.

Mathieu Maynadier --

News relacionadas