News - Petzl Una cueva fuera de lo común - Petzl Other
Buscar
Comunidad News Una cueva fuera de lo común

Una cueva fuera de lo común

Entre las misiones cotidianas de los profesionales, a veces hay algunas que destacan por su originalidad. Aquí descubrirás una de ellas, dirigida por la empresa Besson Michel: la excavación de una cueva destinada a acoger una bodega para vinos. Y, por supuesto, ¡Petzl colaboró para iluminar al equipo que llevó a cabo este trabajo tan fuera de lo común!

29 Abril 2019

Atmósfera explosiva

¿Cuál es el sector de actividad de la sociedad Besson Michel? ¿Qué tipo de trabajos lleva a cabo? 

Nuestra empresa, creada en el 1984, está especializada en utilizar explosivos en ambientes difíciles. Al principio, realizábamos explosiones mineras para los dragados en entornos difíciles (ciudades, proximidad de edificios, puentes, conductos de gas…). Después a solicitud de clientes operadores de instalaciones hidroeléctricas o de cuevas adaptadas para el turismo, empezamos a abrir paso con explosivos por conductos forzados y túneles de acceso a las cuevas. Estos trabajos requieren mucha precisión, ya que no podemos poner en peligro un lugar por explosiones mineras inadecuadas.

¿Cómo forma sus equipos de trabajadores? ¿Cuál es su formación? ¿Cuáles son sus competencias?

Nuestra empresa está constituida por un pequeño equipo de dos a tres personas especializadas en las explosiones mineras y en el comportamiento de los equipos de mina (perforadoras, cargadores, palas hidráulicas). Para estos proyectos importantes, contamos con siete personas adicionales con las que trabajamos habitualmente desde hace muchos años. Subcontratamos a personal independiente o temporal especializado para la perforación o la excavación. Todos poseen un alto nivel de competencia en minas, perforación o utilización de equipos, experiencia especializada que han adquirido en el transcurso de los proyectos sobre el terreno, con una formación asegurada por el jefe de la empresa.

Con la excavación de esta cueva, habéis tenido que realizar una misión sorprendente y excepcional. ¿Cuáles han sido los desafíos específicos más significativos?

El proyecto consistía en realizar un túnel principal de 2,50 metros de sección y cavidades perimétricas para poder crear una cueva subterránea. Debido a que nuestro cliente nos había pedido discreción sobre esta operación, no podíamos precisar el lugar, ¡tan sólo que se trataba de vinos de gran reserva!

En efecto, esta misión es un poco particular, puesto que no instalamos explosivos, la roca del lugar era demasiado blanda para extraerla de esta forma. ¡Pero quisimos aceptar este desafío! Es la segunda vez en la historia de la empresa que utilizamos un método mecánico. Así que empleamos un taladro montado en un robot eléctrico con radiocontrol y un cortador modificado con cadena. Formamos con éxito a tres operadores con estos materiales. Y después, para “amenizar” un poco el trabajo, otro desafío se añadió con la presencia de pequeños bancos de sílice en la roca. Esto nos obligó a equipar a los operadores en el robot con máscaras respiratorias a presión positiva para proteger los pulmones.

¿Qué necesidades de iluminación os surgen en vuestras misiones, especialmente en el medio subterráneo?

Como para todos los túneles, instalamos una iluminación de campo fijo para la que utilizamos desde hace años proyectores con leds (sustituyendo a los proyectores de halógenos frágiles y de gran consumo de energía). Y para la seguridad individual, los trabajadores están todos obligatoriamente equipados con cascos con iluminación autónoma (antes, la necesidad era únicamente poder salir del túnel en caso de avería de la iluminación principal). Recuerdo nuestro primer proyecto subterráneo en 1985: habíamos recuperado de segunda mano antiguas lámparas de mineros cuyas baterías se llevaban con la ayuda de un cinturón específico. Era un sistema pesado y voluminoso con una autonomía muy limitada. 

Después de esto, nos equipamos con las primeras linternas de espeleología de Petzl alimentadas por una pila de 4,5V. Sobre el terreno en los proyectos, hacía falta entonces tener un buen stock de pilas y de bombillas pequeñas de filamento que iban petando de vez en cuando, pero equiparse con estas linternas ya fue un progreso considerable para nuestros equipos.

¿Cómo las linternas frontales Petzl le ayudan actualmente para el cumplimiento de vuestras misiones?

Actualmente, nos hemos equipado con linternas Petzl de leds y baterías que tienen cuatro ventajas principales:

  • Son potentes y esto nos permite ahorrar en la iluminación general, ya que nos permite ver muy bien nuestro lugar de trabajo en la proximidad (hasta tres metros) con un haz luminoso amplio, así como también permite desplazarnos en el túnel muy bien hacia dónde vamos, lo que es un factor de seguridad para los trabajadores.
  • Están provistas de batería recargable con una autonomía que permite sostener ampliamente la duración de un puesto de ocho horas e incluso mucho más en función del nivel de potencia utilizado. Tenemos dos baterías por linterna, lo que nos permite tener siempre una en carga. Pero con una buena organización (recarga sistemática al final del turno) hemos observado que es más la comodidad de utilización que una necesidad.
  • Una excelente ventaja de las linternas frontales de Petzl es el control de encendido y de regulación mediante el gran botón rotativo que se puede manipular fácilmente con guantes, accesorio indispensable en el tipo de proyecto que llevamos a cabo diariamente.
  • ¡Son robustas! Aunque nuestros trabajadores en general sean muy cuidados, a veces sucede que un casco equipado con linterna caiga al suelo desde dos metros de altura y no le ocurra nada. La estanqueidad también está sometida a una dura prueba y la de las linternas frontales Petzl es también una ventaja importante en los túneles a causa de las llegadas de agua de origen geológico y del empleo de agua bajo presión, en las perforaciones, por ejemplo.

Durante la excavación de esta cueva, también hemos descubierto la función FACE2FACE de las linternas frontales DUO, que permite estar cara a cara con las linternas encendidas y sin deslumbrarse. Esto fue una auténtica revelación, ya que nos ha dado mucho confort de visión, especialmente cuando el jefe de equipo debe explicar un documento a un trabajador o controla a un compañero en formación.

iluminarse en atmósferas explosivas

Para poder identificar un riesgo de explosión en un ambiente, los lugares peligrosos se clasifican en zonas con riesgo, según la frecuencia y el tipo de combustible, gas o polvos. Todos los materiales utilizados en estas zonas y, en concreto, las soluciones de iluminación, deben ser conformes con la legislación en vigor. La clasificación europea que clasifica el riesgo en seis zonas (Zonas 0, 1 y 2 para las atmósferas gaseosas, y Zonas 20, 21 y 22 para las atmósferas pulverulentas) ya la conocemos, pero merece ser precisada. La atmósfera en zona 0 o 20, por su saturación por ciertos tipos de gas y/o polvos, no permite la presencia humana y necesita estar ventilada antes de cualquier operación. Sólo una vez que se ha reducido esta saturación a un nivel de riesgo zonas 1, 21, 2 o 22, es posible poder trabajar allí, evidentemente con el material adecuado que propone Petzl con sus linternas frontales DUO y PIXA.
Pero por encima de la zona que establece la probabilidad de riesgo, el profesional que evoluciona en estos ambientes debe centrarse en conocer los tipos de gas y polvos específicos y cómo su linterna frontal responde al riesgo asociado. El marcado de su producto definirá las zonas, los gases y los polvos en los que podrá evolucionar: son los datos esenciales a evaluar en la elección de su linterna frontal.