Asegurar en polea con el GRIGRI fijado al suelo. - Petzl Other
Buscar

Asegurar en polea con el GRIGRI fijado al suelo.

Alertas de seguridad

  • Lea atentamente la ficha técnica antes de consultar las técnicas siguientes.
  • Usted debe comprender la información de la ficha técnica para poder comprender este complementos informativo.
  • Dominar estas técnicas requiere una formación y un entrenamiento específico.
  • Confirme a través de un profesional su capacidad para ejecutar estas técnicas, solo y con total seguridad, antes de ejecutarlas de forma autónoma.

Con frecuencia, nos interpelan sobre una utilización particular del GRIGRI cuando éste está fijado al suelo y no al asegurador. Esta utilización es principalmente utilizada en los casos en que hay una gran diferencia de peso entre el asegurador y escalador, para evitar que el asegurador sea proyectado con demasiada fuerza contra la pared.

Para esta utilización, Petzl preconiza la solución siguiente: el GRIGRI está fijado al suelo a través del asegurador.

El GRIGRI está fijado al suelo a través del asegurador 1/2
El GRIGRI está fijado al suelo a través del asegurador 2/2

- Coloque el punto de conexión en el suelo en un perímetro de 1 a 2 m del asegurador.

- Coloque el gatillo del mosquetón en el lado opuesto al nudo de unión.

Esta técnica se debe reservar para asegurar en polea, ya que el asegurador está fijado al suelo: así el aseguramiento dinámico es limitado. En cambio, permite conservar un buen control del descenso y ofrece al asegurador la posibilidad de conservar la gestualidad de asegurar clásica.

Constatamos que una técnica normalmente utilizada para esta utilización es la siguiente, el GRIGRI está fijado al suelo mediante una cinta:

El GRIGRI está fijado al suelo mediante una cinta

Esta técnica es muy desaconsejable por las siguientes razones:

- Si el GRIGRI está colocado a una altura inadecuada respecto a la estatura del asegurador, éste corre el riesgo de apoyarse involuntariamente sobre la leva e impedir así el frenado de la cuerda.

- El control del descenso es más delicado que con un GRIGRI fijado al arnés, ya que no se nota el peso del escalador.