Asegurar y descender en grandes itinerarios con cuerda simple - Petzl España
Buscar

Asegurar y descender en grandes itinerarios con cuerda simple

Al escalar un largo difícil, la utilización de una cuerda simple aporta al escalador, facilidad y comodidad de utilización. Para el asegurador, la posibilidad de utilizar el GRIGRI también le va a resultar muy cómodo si el primero de cordada debe trabajar algunos movimientos. Descender varios largos puede organizarse mediante rápeles bloqueados con la cuerda simple y un cordino de recuperación. Si hay que encadenar muchos rápeles, las cuerdas dobles o gemelas son más eficaces.

Alertas de seguridad

  • Lea atentamente la ficha técnica antes de consultar las técnicas siguientes.
  • Usted debe comprender la información de la ficha técnica para poder comprender este complementos informativo.
  • Dominar estas técnicas requiere una formación y un entrenamiento específico.
  • Confirme a través de un profesional su capacidad para ejecutar estas técnicas, solo y con total seguridad, antes de ejecutarlas de forma autónoma.

Durante el ascenso:

1. Aseguramiento dinámico del primero

Con el GRIGRI, es el movimiento del asegurador el que permite dinamizar el aseguramiento.

En grandes itinerarios, este movimiento queda limitado por el riesgo de chocar con la reunión. Un elemento de amarre largo permite dar al asegurador un margen de desplazamiento.

Aseguramiento dinámico del primero

2. Aseguramiento del segundo

El primero puede escalar ligero con un REVERSO, que permite asegurar al segundo cómodamente.

Aseguramiento del segundo

Descenso en rápel bloqueado

La cuerda simple debe instalarse con una técnica de bloqueo y un cordino de recuperación que permita recuperarla. Permite el descenso con el GRIGRI o el REVERSO (con aparato o nudo de autoaseguramiento).

El cordino de recuperación no debe utilizarse para rapelar, su función es permitir la recuperación de la cuerda.

Ejemplos de bloqueo de la cuerda

Bloqueo de la cuerda 1.

Riesgo de paso del nudo a través del maillón, aunque el bloqueo parezca satisfactorio.

Esta técnica no permite el descenso con cuerda simple.

Bloqueo de la cuerda 2.
  • Bloqueo mediante un pequeño maillón con aseguramiento.

    Si el nudo atraviesa el maillón, la caída será detenida, pero recuperar la cuerda será complicado.
  • Instalación del segundo rápel únicamente después de la recuperación completa de la cuerda.
Bloqueo de la cuerda 3.
  • Bloqueo con nudo voluminoso.
  • Instalación del segundo rápel únicamente después de la recuperación completa de la cuerda.
Bloqueo de la cuerda 4.
  • Bloqueo sin nudo de unión de cuerda, con mosquetón con bloqueo de seguridad automático.
  • Instalación del segundo rápel sin hacer deslizar la cuerda por el maillón.
  • En maillones grandes, existe el riesgo de posicionamiento incorrecto del mosquetón y/o de bloqueo de las cuerdas.

Atención:

  • Las soluciones de bloqueo son voluminosas, atención al empotramiento de la cuerda: si la cuerda simple se engancha fuera de nuestro alcance, el cordino no permite asegurarse para recuperarla.
  • La diferencia de diámetro entre los cabos de cuerda puede requerir un nudo de pescador doble, en vez del nudo de unión clásico.
  • El mosquetón de bloqueo puede caer durante la recuperación. Este mosquetón debe inspeccionarse antes de cualquier otra utilización.