Lunes 18 de febrero del 2013. Son las 20:30 h. El fugón rojo del GMSP 05 (Grupo de Montaña de los Bomberos de los Hautes Alpes) se detiene en el aparcamiento del teleférico del Pic de Bure, en el macizo del Dévoluy, Hautes-Alpes (Francia). A bordo se encuentra un equipo de socorristas preparado para efectuar un simulacro de rescate nocturno invernal. Su objetivo es simple: simular el rescate de un esquiador que ha caído en el Chourum du Rocher de Corne y descender a la víctima hasta el aparcamiento, donde un ambulancia medicalizada se hará cargo de ella.

 

Salida nocturna con esquís

Rápidamente, los nueve socorristas se disponen a descargar el material de montaña, esquís, cuerdas y un trineo plegable. Iluminados por sus linternas frontales, los miembros del equipo comprueban sus equipos, fijan las pieles de foca a los esquís, prueban su ARVA (aparato de búsqueda de víctimas de aludes), se colocan las mochilas y salen en fila india en medio de la noche. El lugar de la maniobra es realmente original: el Chourum es un túnel natural de gran pendiente que atraviesa una pared rocosa por donde se accede a la cima-planicie de Corne, punto culminante de un itinerario denominado "travesía heroica". La entrada del túnel se encuentra en lo alto de un corredor de nieve. Benoit Caremel, responsable del simulacro, escogióeste lugar porque en el caso de accidente nocturno o por condiciones meteorológicas adversas que impidieran el acceso de los socorristas en helicóptero, se tendrían que realizar un rescate desde tierra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

nighttime approach to Rocher de Corne's Chourum cave 

 

Cada persona tiene asignada una función específica

El simulacro se ejecutó bajo la dirección del teniente Benoit Caremel, bombero profesional y asesor técnico en rescate en montaña del Servicio Departamental de Incendios y Rescate de los Hautes-Alpes.

El equipo estaba formado por bomberos profesionales, y además, por bomberos voluntarios, un enfermero de urgencias, y dos bomberos en formación. También se contó con Jean Charles Bonsignore, jefe de unidad y antiguo miembro de las patrullas de la Grave, que ahora trabaja como formador del departamento Petzl Solutions. Antes de la salida, Benoit organizó el equipo en grupos de dos, distribuyó los diferentes roles y repartió el material. En el caso de un rescate real, los dos socorristas más rápidos se avanzarían para ponerse en contacto con la vícitma, hacer un informa de la situación, aplicar primeros auxilios y transmitir un punto de referencia al jefe de unidad. Para el simulacro, fue todo el grupo quien realizó la aproximación. Una vez llegados al lugar, cuatro miembros del equipo deberán alcanzar la cima del túnel lo más rápido posible para preparar a la víctima, instalar la reunión para el rescate y empezar el descenso. Los demás deberán organizar los anclajes de transición para descender la camilla con seguridad.

 

 

 

Un simulacro técnico

Una bonita noche estrellada de luna creciente acompaña a la caravana de rescate en el valle de Corne, donde la nieve blanda centellea bajo los pies. Al cabo de una hora de esfuerzos, todo el equipo se dirige al túnel y cambia los esquís por los crampones. En este punto, dos socorristas cavan una plataforma en la nieve e instalan un anclaje (cuerpo muerto con los esquís). Este anclaje servirá más adelante para descender la camilla por el corredor. Un grupo de dos ya parte encordado desde el túnel, franquea rápidamente un resalte mixo e instala una cuerda fija para facilitar la progresión y garantizar la seguridad del resto del equipo. La maniobra se inicia en la cima del Chourum. Sylvain será el primer voluntario que simulará a la víctima y se meterá en la camilla de rescate. Los tres jefes de unidad, Benoit, Jean Charles y Michel se reparten en las diferentes reuniones.  Vigilan las operaciones y no dudan en dar consejos de experto.

El equipo de cabecera debe instalar una reunión de rescate (mínimo tres anclajes), colocar y asegurar con cintas a la víctima en la camilla, e instalar una cuerda de trabajo y una cuerda de seguridad, ambas con un freno de carga. en este caso, en cada una de las cuerdas, se utiliza un nudo dinámico como sistema de frenado así como un nudo Valdotain de seguridad. Dos compañeros más, entre los que se encuentra el enfermero, guían la camilla y vigilan a la víctima. Estos dos socorristas acompañarán a la camilla durante todo el descenso. Después de haber comprobado el dispositivo, Benoit indica que ya se puede empezar el descenso. Cuarenta metros más abajo, otro grupo de dos se pone en marcha para reforzar una reunión con pitones y se prepara para recibir la camilla. Veinticinco metros más abajo, otro equipo hace lo mismo e instala un desvío de cuerda para guiar la camilla por el resalte rocoso del inicio.

 

 

Sin ninguna interrupción, la camilla y sus acompañantes descienden con regularidad, salen de la cueva, llegan a la parte superior del corredor y alcanzan la reunión del cuerpo muerto con esquís. Es el momento de cambiar de víctima, y Laurent se coloca en la camilla. Desde este lugar será descendido directamente a la parte inferior del corredor de nieve utilizando todas las cuerdas y la técnia de unión de cuerda bajo tensión. Cuatro compañeros descienden esquiando y se sitúan en la parte inferior del corredor. Y es aquí donde empieza la segunda parte del simulacro: el descenso de la camilla con esquís. La tarea no es sencilla ya que los cuatro socorristas guían la camilla y deben esquiar todos a la misma velocidad, absorbiendo los relieves y los cambios de terreno. Para complicar la operación, dos tramos de planicies ascendentes obligan a los socorristas a reorganizarse para traccionar la camilla hacia arriba. A lo largo del descenso, los socorristas se van alternando entre guiar la camilla y dirigir el descenso. El simulacro termina en el aparcamiento hacia las cuatro de la madrugada. Quedan algunas horas de descanso antes de que empiece un nuevo día.

 

 

El equipo y sus funciones

Benoit CAREMEL SPP Jefe de unidad

Jean Charles BONSIGNORE SPV Jefe de unidad

Michel SIMONET SPV Jefe de unidad y Guía de alta montaña

Vincent CROMBEZ SPV Participante y enfermero

Sebastien MEFFRE SPV Participante

Nicolas JEAN SPV Participante

Ulysse PERRIER SPV Participante

Sylvain GUICHARD SPP Nivel 1

Laurent BLANCHARD SPV Nivel 1


SPP = bombero profesional

SPV = bombero voluntario (la actividad de bombero la realiza paralelamente a su trabajo, normalmente durante su tiempo libre)

Los 2 componentes con nivel 1 se están preparando actualmente para el SMO2 que les permitirá ejercer oficialmente como bomberos.

 

Preguntamos a Benoit CAREMEL sobre el número de intervenciones y entrenamientos que realizan

"En el 2012 realizamos 63 rescates, tanto en montaña como en zonas peligrosas. Estas intervenciones se llevaron a cabo por el GMSP (Grupo de Montaña de bomberos) y el GRIMP (Grupo de Reconocimiento e Intervención en medios peligrosos). Nuestras misiones son variadas: accidentes de escalada, de excursionismo, de planeadores y de parapente, pero también de rescate en barrancos, accidentes en aguas bravas, búsqueda de personas y rescate de animales entre otros.

"Entrenamientos colectivos: disponemos de un programa anual de entrenamiento de rescate en montaña. Realizamos 3 entrenamientos por mes, de los cuales uno es normalmente nocturno. Con estos ejercicios intentamos combinar progresión y rescate. Los temas y lugares se determinan en función de las condiciones en la montaña, de la procedencia de los participantes y de las temáticas necesarias para perfeccionar dichos ejercicios cada año.

A estos entrenamientos colectivos organizados por el Servicio Departamental de Incendios y de Rescate en los Hautes Alpes se añaden los entrenamientos a título personal de los miembros del equipo para permitir el mantenimiento de su forma física y el conocimiento geográfico de nuestras zonas de intervención"

-- Benoit CAREMEL

 

 

Más información


Gracias a este simulacro, los socorristas puedieron probar las nuevas linternas frontales ULTRA VARIO que permiten una iluminación de proximidad además de proyectar un haz luminoso potente de largo alcance. La ULTRA VARIO es un linterna especialmente adecuada para este tipo de actividades.