France

Philippe Bence

Philippe Bence - photo © Florence Guillot
  • 24 Julio 1969
  • Ariège (Francia)
  • licenciatura en matemáticas, títulos oficiales de escalada, espeleología, barranquismo, cursos de espeleosocorro. Formación autodidacta en diseño gráfico, fotografía, diseño web y comunicación
  • profesional independiente: diseñador gráfico, editor, monitor de escalada, espeleología y barranquismo, fotógrafo y director del festival EXPLOS
  • 2010

Máxima exigencia con el material
«No sé por qué, pero siempre me he sentido muy cómodo en entornos subterráneos, independientemente del terreno y el tipo de progresión. Y, además, me manejo bien con las técnicas de cuerdas, los equipos y la práctica vertical. Cuando era muy joven, trabajé de guía de espeleología, barranquismo y escalada. Aproveché al máximo esta experiencia para conocer tantos rincones de Francia y del extranjero como pude. Desde el principio me impliqué en el espeleosocorro, primero como responsable de formación técnica en la región de Gard, más adelante como jefe del equipo de rescate y, por último, como asesor técnico en Ariège. He participado también en numerosos cursos nacionales y en programas de formación en los países del Este. Soy muy exigente con el material: me gusta que todo esté perfecto y en su sitio, que los aspectos técnicos no sean una dificultad añadida en un entorno que plantea tantos desafíos. Para mí, la eficacia pasa también por los pequeños detalles prácticos. «Inventé» un nudo en Y adaptado a las cuerdas de pequeño diámetro y también una dragonera para el BASIC, que resulta útil en grandes verticales cuando vas muy cargado de material...»

Un explorador apasionado
«Con 10 años quedé fascinado por una foto que aparecía en la cubierta de un libro que me regalaron por mi cumpleaños (un espeleólogo descendiendo por una zona difícil y acuática). ¡Pensé que era increíble y que yo también quería hacerlo! Unos años después me lancé a una aventura subterránea con amigos de mi edad sin material adaptado... Más adelante, seguí por esta senda solo, sin demasiados conocimientos técnicos y, por suerte, sin problemas. Luego me crucé por casualidad con los miembros de un club y aprendí a no cometer locuras... A partir de entonces, empecé con una formación más seria y descubrí otros macizos y cavidades más importantes, así como el mundo federativo. Me saqué rápidamente el título oficial y terminé como número uno de mi promoción del primer curso de formación de 1995.»
 
 
¡Sorpresa! La vida de verdad empieza bajo tierra...
«La espeleología es el hilo conductor de mi vida desde hace más de veinte años. La espeleología me permite vivir momentos intensos e imborrables y viajar a lugares poco conocidos, lo que despierta la curiosidad de la gente que te encuentras a tu paso y abre la puerta a forjar relaciones humanas auténticas, imposibles dentro del circuito turístico tradicional. Me ayuda, además, a lidiar con la presión y las limitaciones de nuestra vida moderna. Aunque la cavidad esté cerca de mi casa, cuando desciendo bajo tierra entro en otra dimensión, donde no existen los teléfonos móviles ni nada parecido. ¡Es la mejor terapia! Sin embargo, lo que más me gusta es explorar: descubrir, inventar (así lo llamamos nosotros) nuevos pasajes, tener la suerte y el privilegio de pisar un territorio desconocido por primera vez. Es difícil de describir: hay que vivirlo para sentir esta llamada.»
 
 
Una pasión compartida
«Los amantes de la espeleología, como sucede con el alpinismo, somos los herederos de una tradición y una historia escrita por hombres y mujeres de fuerte carácter. Son muchos los que se han ganado el respeto del mundo de la espeleología por sus aventuras y sus hitos. No puedo dejar de mencionar a Al Warild, un amigo espeleólogo australiano que ha recorrido todas las grandes cavidades subterráneas y, que tras cuarenta años en activo, sigue persiguiendo metas con la misma motivación y energía del primer día.»
 
 
Director de EXPLOS, festival para descubrir otros mundos
«Me siento muy cerca de la gente que, como yo, no se ata a una sola disciplina, sino que está abierta a otros mundos, como la escalada deportiva en vías de varios largos, el descenso de barrancos, al alpinismo en los Pirineos, el esquí, la BTT... Me encanta mezclar estos mundos y, sobre todo, transmitir lo que he aprendido y lo que siento.»
 
 
El festival EXPLOS
«Lo más importante para mí es que la organización de estos encuentros me permite demostrar que una pasión, sea la que sea, llena la vida de alegría y experiencias compartidas. La gente debe ser la protagonista de su propia vida, no hay que dejarla en manos de los demás... Quiero mostrar lo que aportan estas vivencias a todo el mundo, pero sobre todo a los jóvenes. Cada año invito a varias organizaciones de la zona a participar gratis en el festival EXPLOS, para que los jóvenes descubran nuestros mundos, que vean opciones de vida poco convencionales y conozcan a personas inolvidables. Además, aprovechamos para transmitir un mensaje de respeto y protección de nuestro entorno natural. Como dice sabiamente Mike Horn, los jóvenes son la mayor fuente de energía del futuro. Al conocer a gente, se crean lazos, ya sean en estos encuentros o en las expediciones. Por mi experiencia, creo que el medio más interesante para comunicar estas ideas es la imagen. Por ello, la fotografía es una herramienta fundamental en mi vida. Mi máxima es: explorar, compartir, ir más allá...»
 
 
La anécdota de Philippe
«Después de todos estos años tengo unas cuantas anécdotas, unas más divertidas que otras… Sin embargo, la que más me ha marcado seguramente fue el rescate de emergencia que tuvimos que realizar en un hundimiento (un río que desaparece bajo tierra) en el macizo de Bihor, en Rumanía, el año 2002. Una tormenta muy violenta provocó una crecida extraordinaria, un río de muchísimos metros cúbicos que se dirigía hacia el subsuelo, justo cuando estaba allí un equipo en una salida de iniciación… Pudimos salvarlos a todos por los pelos. Ese día tuvimos la suerte de nuestro lado.»
La aventura completa fue publicada en el número 42 de la revista Spéléo Magazine
 

picto plus Logros destacados

«En la espeleología no hay competiciones, y es mejor así. Es importante dejar claro que la exploración del subsuelo es un trabajo en equipo y que no es posible llegar a ningún sitio solo. El conocimiento del entorno subterráneo lleva su tiempo y muchas veces requiere el trabajo de diferentes equipos, e incluso de varias generaciones de tozudos apasionados. He tenido la suerte de poder practicar mi actividad en 17 países y de participar en el descubrimiento de grandes simas y de más de 100 km de nuevas galerías, y todo acompañado de amigos de todos los rincones del planeta.»
 
- Macizo de Lefka Ori (Montañas Blancas, Creta), «Sima del León» (- 1.110 m de profundidad), 2008
- Sierra Negra (México), «Sima Santito» (- 1.187 m), 2009
- Picos de Europa (España), «Torca del Valle del Agua» (- 974 m), 2010
- Provincia de Guizhou (China), exploración de grandes redes subterráneas, como el de Shuanghedong, el más largo del país, con 128 km de galerías, 2008
- Karst de Khamouanne (Laos), las mayores redes subterráneas del país, 2004, 2006 y 2007
- Macizo de Taurus (Turquía), 2007
- Tatras (Polonia), «Wielka Literowa» (- 800 m), primera expedición integral de esta cavidad estrecha en 28 horas con aproximación, 2000
- Macizo de Nakanaï (Papúa), 4 expediciones entre 2002 y 2010
- Pirineos (Ariège, Francia), «Sima P7» (- 450 m), «Sima de Papillon» (-580 m), exploraciones en curso
- Pirineos (España), «Sima A55» (- 470 m), en el macizo de Cotiella, exploraciones en curso

picto rss Otras informaciones

Publicaciones
«Spéléoguide Ariège Pyrénées», edición EXPLOS 2002.
 
Sitio web
www.explos.fr
www.explos.org/Explos-expeditions.html

picto photo Photos

picto video Videos


 
 
 
Phil Bence ascending in a cave - photo © coll. P.Bence

picto featured Philippe y el Petzl Team

«Soy muy exigente con el material: me gusta que todo esté perfecto y en su sitio, que los aspectos técnicos no sean una dificultad añadida en un entorno que plantea no pocos desafíos. Para mí, la eficacia pasa también por los pequeños detalles prácticos. “Inventé” un nudo en Y adaptado a las cuerdas de pequeño diámetro y también una dragonera para el BASIC, que resulta útil en grandes verticales cuando vas muy cargado de material...
Me incorporé al Team Petzl hace poco, en el año 2010. No es muy habitual que un espeleólogo forme parte de un equipo. Todavía no conozco muy bien a los otros miembros, pero me da la impresión de que todos compartimos unas vidas llenas y muy estimulantes.
Mi función en el equipo es representar al mundo de la espeleología, compartir la riqueza de esta disciplina. La espeleología es una actividad nueva en el Team Petzl, por lo que espero poder aportar cosas nuevas y también dar una imagen moderna de la espeleología a través de mi conocimiento del terreno.»