Aeropuerto de Ginebra, principios de octubre del 2013, Philippe Batoux, junto con algunos miembros del equipo nacional de alpinismo de la FFME se marchan rumbo a Yosemite. El objetivo de su viaje es perfeccionar la colocación de empotradores y descubrir la escalada artificial. Todo pensado para prepararse para una expedición técnica a una cima alpina de 6.000 m de altitud en China o en Alaska, prevista para el 2015...

Su apretada agenda en California incluye intentar una vía en libre en el legendario El Capitán, después, una vía en artificial y, finalmente, encadenar el Hal Dome y The Nose en menos de 24 horas. Sin embargo, sus planes originales deben modificarse por el cierre de los Parques Nacionales. Philippe Batoux nos explica las ascensiones del plan B.

© Philippe Batoux

 

El cierre de los Parques Nacionales norteamericanos

Como republicanos y demócratas no llegan a un acuerdo sobre los presupuestos, de un día para otro, todos los funcionarios federales no "vitalicios" se ven en el paro. Todos los Parques Nacionales se cierran inmediatamente. En Yosemite, un guarda del parque grita al pie de El Capitán: "El parque está cerrado, tenéis un máximo de 48 horas para bajar de la pared". Lo impensable y lo inimaginable ha llegado. Me pregunto lo que habría hecho si hubiese estado en medio de la pared; de todas formas, en muchas de las vías, descender es imposible. Así que tenemos que improvisar un plan alternativo fuera de los Parques Nacionales. Es demasiado tarde para intentar la High Sierra, ya que hace demasiado frío en esta época, ha nevado y no vamos lo suficientemente equipados.

 

Magia y brujería...

© Philippe Batoux

© Philippe Batoux

 

Así que decidimos dirigirnos al sur de Sierra Nevada, a las Needles de California: unas espectaculares agujas de granito de tonos dorados. Las Needles son portada del libro 50 favourite routes of North America, lo que nos indica que es una zona de interés, aunque no sean tan conocidas en Europa. Todas las agujas tienen nombres místicos como Sorcerer, Witch, Magician, Necromancer o Warlock, por lo que nos espera una escalada mágica…
La escalada en las Needles es muy técnica. Suelen ser fisuras finas con pequeñas presas para los pies, diedros cerrados donde debes empotrarte y progresar haciendo contorsiones, placas técnicas con tramos muy comprometidos donde no debes olvidar de colocar el empotrador si no quieres llevarte un susto... Las líneas son puras y la roca de gran calidad con algunas escamas finas que ponen en duda su solidez, pero que finalmente nunca se rompen. Las vías que queremos escalar: "Thin Ice" 5.10, "Don Juan Wall" 5.11, "Romantic Warrior" 5.12 (¡llevarse muchos empotradores de cable!), "Pyromania" 5.13… 

© Philippe Batoux

© Philippe Batoux

 

"Indian creek"

Se anuncia una tormenta de nieve en las Needles, así que es el momento de ir hacia el desierto de Utah. Tardamos diez horas de coche, lo que es completamente normal en los EEUU y llegamos a Moab, la capital del desierto rojo, lugar ideal para practicar BTT y escalada en fisuras de arenisa. Llenamos el depósito de gasolina, comemos huevos con bacon, 1 hora de ruta y llegamos a Indian Creek: el templo de la escalada en fisuras.

Indian creek es un pequeño río en la entrada sur del Canyonland rodeado de "mesas", torres rojas de arenisca típicas de las películas del oeste de John Wayne. Decenas de kilómetros de paredes para escalar, todas repletas de fisuras de todos los tammaños a cada 5 metros. Hay más de 2.000 fisuras en la guía de escalada y numerosos valles que ni tan solo se han documentado. Puedes practicar todas las técnicas que se te ocurran: birdbeak, dedo, ringlock, mano, puño, offwidth, squeeze, chimenea, cada uno puede encontrar la fisura a su medida. Indian Creek es el lugar ideal para perfeccionarse para escalar en fisuras. Aquí sólo dispones de fisuras para progresar, no tienes otro remedio que bloquear o "to jam" como dicen los lugareños. Si tus manos tienen las medidas correctas todo va bien, lo que es difícil es escalar en fisuras demasiado grandes para tus dedos, pero demasiado pequeñas para tus manos. Y después hay esas fisuras imposibles que simplemente son demasiado pequeñas para meter los dedos. Igualmente según la medida de los dedos y las manos, las dificultades estarán en lugares completamente diferentes dependiendo de los escaladores.

Indian Creek es un sitio frágil, situado en un terreno privado. Una asociación local sin ánimo de lucro, "Friends of Indian Creek", gestiona el lugar y supervisa el equipamiento de las reuniones. Aquí las reuniones ya están instaladas y está prohibido equipar una vía deportiva.

© Philippe Batoux

© Philippe Batoux

 

"White rim road"

Después de 3 días de fisuras, más fotogénicas que fáciles de escalar, nos enteramos de que los parques de Utah abrían, financiados por el gobierno local. Inmediatamente, partimos hacia White Rim Road, una pista de 100 millas en el corazón de Canyonlands, que recorre una capa más dura de arenisca blanca. Durante tres días, escalaremos las torres que hay por encima de la carretera: Monster Tower Washer Woman, Moses Rower, y por debajo Standing Rock. Recorremos centenas de kilómetros de paredes magníficas, con decenas de miles de posibles vías…

Las torres del desierto ofrecen una escalada salvaje auténtica. Los pasos en roca buena se alternan con tramos de arena, donde, a pesar de las graduaciones moderadas, tienes que centrarte y poner todos tus esfuerzos. La arenisca puede ser de una adherencia perfecta, pero también puede ser resbaladiza. Al desmembrarse, los granos de arena hacen como si fueran un rodamiento de bolas bajo los pies de gato e incluso los dedos. Sólo los fisureros ofrecen presas tranquilizadoras.

La torre más increíble es Standing Rock. Situada en Monument Basin, una amplia zona donde la meseta se hunde, sólo permanecen algunas torres, mezcla de barro y diferentes capas coloreadas de arenisca. Standing Rock es una torre de un centenar de metros, una sobreposición de estratos de barro y arena más o menos consistentes. Es mágico, ya que parece que desafíe las leyes de la mecánica de sólidos. Escalada única en un lugar único.

© Philippe Batoux

© Philippe Batoux

 

La última torre a lo largo de la "White rim road" es Moses Tower, al final de todo del Canyon de Taylor. Nos cruzamos con Steph Davids que, después de escalar Primerose Dihedral, desciende bastante rápido... Ella ha empezado a saltar de nuevo dos meses después de la muerte de su marido en Wingsuit (o traje aéreo). Está totalmente enganchada. Un guarda del parque al verla saltar quiere buscar en nuestro 4*4 un paracaídas creyendo que somos practicantes de salto base. Aquí los franceses no tienen la mejor reputación cuando se trata de respetar las reglas.

Renaud y yo escalamos "Pale Rider". La escalada es difícil y sostenida en la parte final en una arenisca blanca que resbala demasiado. Mis manos y pies resbalan a la vez, pero me para rápidamente un micro fisurero que no creía tan sólido.

 

Se acaba el cierre de los parques

Al pie de la torre, nos enteramos de que el cierre de los Parques Nacionales norteamericanos ha terminado. Comemos una hamburguesa, patatas fritas, nos duchamos y empezamos el camino de 14 horas de vuelta a Yosemite. Todavía nos queda una semana.