Mathieu Maynadier, alpinista y miembro del team Petzl nos explica su viaje en las montañas de Pakistán. El equipo compuesto también por Antoine Bletton, Sébastien Ratel y Pierre Labbre ha abierto una vía de 2000 m en estilo alpino (M5, ED-) en la cara sudoeste del Latok 2, a 7020 m. Ésta es la historia.

«¿Ir a Pakistán…? ¿Pero qué se os ha perdido allí? Estáis locos, ¡¡¡están en guerra!!!».
Esto es más o menos lo que nos iba diciendo la gente los meses anteriores a nuestra salida hacia Pakistán.

Unos amigos nuestros ya habían estado allí y, según ellos, en las montañas, no nos teníamos que preocupar, ya que todo estaba tranquilo. Pero tan sólo algunos días antes de nuestra partida, empezaron los nervios: revueltas en el Karakorum Highway, ajustes de cuentas entre tribus, matanzas, carreteras cerradas, visados bloqueados... La embajada también nos dijo: «¿Pero qué se os ha perdido allí?». ¡Evidentemente no saben que las montañas más bellas están en Pakistán! Hacemos algunas llamadas telefónicas para entender mejor lo que pasa, ya que no queremos anular este proyecto que nos parece increíble. Así que en el último momento, se arregla todo y nos podemos ir. Llegaron los visados. Ishaq, el director de la agencia North Pakistan nos dice que podemos ir... ¡Qué alivio! Apenas llegamos a Islamabad, partimos para 28 horas de ruta con un superman del volante que no sabe lo que es el "cansancio"...

Latok2
La Karakorum Highway, que sólo tiene de "autopista" el nombre. Aquí incluso las furgonetas americanas más grandes parecerían pequeñas…

La carretera repleta de baches a veces está asfaltada y a veces no. ¡La aproximación a las montañas de Pakistán es toda una experiencia! A lo largo del camino nos vamos encontrando controles policiales, militares, granjeros... cada uno con su Kalachnikov. No se sabe muy bien quién hace qué y a quién tenemos que escuchar, aunque parece que todos quieren protegernos... Afganistán no está lejos, pero todo va como estaba previsto, vamos avanzando poco a poco y las montañas van apareciendo en la región de los Hunzas, uno de los macizos que rodean el Karakorum. Su capital, Karimabad es un pequeño paraíso verde en un océano mineral, rodeado de espectaculares montañas: Rakaposhi, Ultar, Diran y Spantik con su famoso Golden Pillar que no está lejos...

Latok2
Desayuno **** en Karimabad, con Rakaposhi al fondo...

Después de un corto paseo para esquiar con otros viajeros, me encuentro con el resto del equipo en Skardu para empezar las cosas serias. Punto de partida obligatorio casi en todas las expediciones del Karakorum: el pueblo de Askole. Esta localidad mundialmente conocida por los alpinistas, nos la podríamos imaginar como un mini-Chamonix, pero es más sorprendente: es como un viaje de regreso a la Edad Media, donde la gente aún vive en condiciones realmente rudimentarias. Un italiano que vino hace algunos años a conmemorar los 50 años de la ascensión del K2 incluso dijo: «Aquí al menos, no cambia nada...». Os dejo imaginar el lugar. Con nuestras condiciones de vida confortables, ¡diríamos que nosotros vivimos como unas princesitas!

Latok2
Aproximación a Biafo... ¡¡¡Largo y llano!!!

Y empezamos la aventura, con una tonelada de material repartido en 45 porteadores para pasar un mes en la montaña. Es un trekking difícil a través de morrenas inestables y escabrosas. Para una expedición, esto tiene mérito. Llegamos al campo base tres días después y hacemos un primer reconocimiento de la cara que queremos ascender. La aproximación es emocionante, pero nos encontramos con un pequeño problema: siempre hace mal tiempo. Es imposible ver la cara completa por el momento… Entonces nos decimos que todo irá mejor, que pronto vendrá el buen tiempo (por fuerza, después de diez días de mal tiempo...). Nos vamos aclimatando en las cimas cercanas. Pasamos el tiempo en la tienda, jugamos a cartas… y entonces, un día, ¡sorpresa! Un mensaje de texto del servicio de meteorología nos anuncia en el último momento una ventana de buen tiempo de 48 h. Llamamos y nos confirman «que el pronóstico es fiable»...

Latok2

Es mediodía y nos reunimos para hablar sobre la situación. Sólo tenemos dos "auténticos" días de buen tiempo para hacer la vía, en vez de los cuatro que habíamos previsto. No estamos aclimatados, las mochilas no están preparadas y ya vamos tarde para ir al pie de vía. Pero de todos modos, decidimos ir, al menos las mochilas las haremos rápido, ya que quitaremos casi toda la comida.
 
Día 1: 5 h de la madrugada, pasamos la rimaya a 5050 m, y después de una larga pendiente de nieve, encontramos las primeras dificultades.

Latok2
Paso de la rimaya
 

Latok2

Primero, mixto con poca pendiente pero con mucha nieve, después una pendiente de hielo más bien "rompe gemelos", para acabar con un pequeño corredor con más pendiente.
 

Latok2
Parecido al corredor norte de Les Drus (¡pero éste sin rápeles!)
 
Latok2
Mixto al final del primer día
 
 
20 h: nieva, preparamos una pequeña cornisa en el hielo, el despertar va a ser duro.
Como no podemos dormir, hacemos fotos.
 
Latok2

 

Día 2: Al final no hemos podido dormir, así que al menos despertar ha sido más fácil.
Buenas noticias: hace buen tiempo y los spin-drifts que se caían encima de la tienda durante toda la noche se calman, podemos continuar. Hoy sería genial hacer una jornada un poco más corta para poderse recuperar del día anterior y poder hacer cima, que todavía está 1000 m y pico más arriba. Los largos de mixto se encadenan y al final de la tarde llegamos a una zona fantástica zona llana para el vivac a 6200 m. Secamos el material, tomamos un poco el sol para recuperar fuerzas. Mañana va a ser duro.

Latok2
Llegada al segundo vivac
 
Latok2
Amanecer en el Ogre

 

Latok2
 

Día 3: Salida a las 2 h de la madrugada en dirección a la cima. Nos quedan 800 m de desnivel, pero se puede hacer: algunas pendientes nevadas, mixto fácil y pendientes facilonas… Pero, ¡sorpresa!, el mixto no es fácil y las pendientes facilonas… ¡no tienen nada de facilonas! Más de 400 m abriendo traza en una nieve profunda a 7.000 m es duro y da miedo.

 
 
 
 
 

18 h: Cima... Finalmente, 100 m por debajo de la verdadera cima, pero es suficiente, además, la previsión es de intensas nevadas para mañana, sobre todo, a las 7 h. Tendremos que pasar por el último “cuello de botella” de la montaña que hace de embudo de todo lo que cae desde arriba.

Latok2
¡Cima!
 
Latok2
Y descendemos en rápel durante toda la noche

 

Día 4: 1 h de la madrugada, llegamos a nuestro último vivac. Hacemos una pequeña pausa para reorganizar las mochilas y rellenar los termos. Hace mucho frío y empezamos a estar realmente cansados.

Latok2
¡Qué dolor! y esto aún no ha acabado...

Los rápeles se encadenan, con una persona delante que controla el descenso de los otros tres, estamos como si fuéramos zombis, durmiéndonos en cada reunión...
9 h: El último rápel, es decir, 40 m de péndulo para acabar. Ya no tengo más fuerzas para detener la mochila que gira alrededor mío, pero ya estamos llegando, aún faltan algunos metros de pendiente de nieve y ya alcanzamos nuestros esquís en el glaciar.

10 h: Pasamos la rimaya, ¡perfecto! Después de cuatro días y 36 horas sin dormir, recuperamos nuestros esquís a pie de la cara, dirección hacia el campo base.
13 h: Llegada al campo base, cansados pero contentos de haber podido atrapar esa ventana de buen tiempo tan improbable...

Latok2
Phida y Mouzaire cocinando
 
 

VIDEOVÍDEO – Alpinismo en Latok 2 - El teorema de la pena

 
 
«El elogio de la pena… es triste como nombre, ¿no?», es lo que nos dice la misma gente del principio...
Pero no, no es triste, no es más triste que Pakistán peligroso. Es justo un homenaje a los Pirineos que Pierre representa: «Hacemos pena», nos dice, a dos minutos por debajo de la cima. Así que finalmente será el «Teorema de la pena», en honor al libro de Greg Child «Teorema del miedo». Este viaje nos habrá hecho avanzar y madurar. ¿Ya estamos más preparados para intentar algo un poco más alto, un poco más difícil...?

 
Agradecimientos a los paquistaníes, a Yann, a Phida y Mouzaire por habernos cuidado durante un mes en el campo base.
Agradecimientos a Petzl, The North Face, Béal, Julbo y Asolo por ayudarnos a realizar proyectos tan alucinantes.

 
  -- Mathieu Maynadier

 

 
 

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <hr> <br> <img> <object> <embed> <h1> <h2> <h3> <h4> <h5> <h6> <p> <span> <b> <i> <u>

More information about formatting options