© Marc Daviet © Marc Daviet

Crampones

En recorridos por glaciar, en pendientes heladas o en vías mixtas, los crampones siempre deben formar parte de tu equipo. Los crampones
deben ser eficaces y ofrecer una buena estabilidad en hielo, nieve y mixto, así como larga durabilidad.

Eficacia: Gracias a la estructura horizontal, el espacio entre la suela de la bota y el crampón se reduce al mínimo posible para una mayor sensibilidad y precisión. El número, la longitud y la posición de las puntas garantizan una rigidez y agarre óptimos en hielo, nieve y mixto.

Durabilidad: El acero utilizado por Petzl para sus crampones se escoge especialmente por su durabilidad y rigidez. Debido a la calidad del acero utilizado, los crampones son ligeros, pero sin perder su resistencia. Los crampones son tratados por electrodeposición para aumentar su durabilidad y reducir la acumulación de nieve entre las puntas.

Estabilidad y regulación: Cinco tipos de fijaciones permiten fijar los crampones a cualquier bota, con rebordes gruesos, finos o sin reborde. La barra de unión puede ser regulada por medias tallas, sin herramienta.

El ANTISNOW duradero, de polímero bidensidad, se sirve con los crampones para reducir la acumulación de nieve entre las puntas, sea cual sea el estado de la nieve.