REACTIVE LIGHTING: tecnología

logo reactive lighting

Iluminación autoadaptable

Orientado hacia la misma dirección que los ojos, un sensor de luminosidad, integrado en la linterna frontal, calcula y analiza la luz reflejada, para adaptar al instante y automáticamente la forma del haz luminoso (amplio y/o focalizado) y la potencia de la linterna a las necesidades de iluminación del usuario.

 

imagen nao sensor de luminosidad

Para una iluminación de proximidad

Cuando se mira muy de cerca, por ejemplo para leer un plano, hacer un nudo o montar una tienda, el haz luminoso debe ser muy amplio y de poca potencia. La iluminación se ajusta automáticamente en función de la distancia al objeto.

 

Para desplazarse

Cuando se mira hacia delante, para andar, correr... el haz luminoso debe ser amplio y de media potencia, para identificar los obstáculos en el camino.

 

Para ver de lejos

Cuando se levanta la cabeza, para mirar a lo lejos, por ejemplo, para buscar una reunión, una baliza, la iluminación debe aumentar de potencia y ser más focalizada.

imagen "iluminación de proximidad"   imagen "Para desplazarse"   imagen "Para ver de lejos"